En Coacalco, erradicar violencia contra la mujer, feminicidios, tortura y desaparición de personas, es tarea de todas y todos.

Compartir en:

Las leyes para salvaguardar los derechos humanos se tienen que materializar, “siempre se deben buscar los elementos y herramientas para que lo que dice la norma se presente en los hechos y quien se vea vulnerada encuentre una respuesta institucional adecuada”.

Mi compromiso como activista social en mi municipio ha sido, no solo en atender las inquietudes y actuar de la mano con otras organizaciones de la sociedad civil o con la Fiscalía General del Estado de México, sino estar del lado de las mujeres víctimas de violencia, de las familias que han perdido a una mamá, una hija, una hermana por violencia feminicida

En estos últimos años he venido promoviendo la protección y el derecho humano de las mujeres a vivir una vida libre de violencia en mi municipio, para mí ha sido claro que, ni el actual gobierno municipal ni alguna otra voz haya sido capaz de enfrentar de manera frontal este fenómeno político y social que desde hace años han padecido y sufrido las mujeres en Coacalco Estado de México.

Alejandra Martínez Pérez. Defensora de los derechos de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Fundación Anayansi A.C. Coacalco.

Es urgente diseñar políticas públicas con perspectiva de género, claras, pero que en el proceso la ciudadanía y sobre todos las mujeres que habitan en el municipio sean escuchadas, el estudio de las políticas públicas con perspectiva de género es mucho más que “ser polí­tica” y en realidad ni siquiera se necesita serlo para inmiscuirse en el amplio mundo académico que estas ofrecen. Esta disciplina es de una estirpe tan noble, que permite la combinación de oficios durante su desarrollo. El ámbito de acción es variado y rompe con el viejo paradigma de no dedicarse a la disciplina por carecer de “padrinos”, oficio político o militancia partidista.

En el año 2016 la violencia hacia las mujeres se incrementó, respecto a 2015 en un en un 38%, es decir, de 48 mujeres violentadas en 2015, pasó 76 mujeres violentadas en 2016. Para el año 2017 se incrementó en un 44%, para este año 89 mujeres fueron violentadas, esto, tan solo en Coacalco, ahora, la cifra se incrementa en toda la entidad y esto es igual de preocupante que en nuestro municipio, finalmente Alejandra Martínez Pérez, reconocida activista en el municipio de Coacalco y el Estado de México plantea que, “las sociedades democráticas exigen la participación del talento y capacidades de las mujeres; por lo tanto, estas sociedades incluyentes suponen necesariamente la construcción de municipios democráticos”, hoy se tiene el enrome desafío de emitir leyes sin estereotipos y sin discriminación de género, “se debe prohibir absolutamente la discriminación en las leyes que se expidan”; y esta no es una tarea sencilla, porque si las normas, en apariencia son claras y neutras, no permiten dimensionar el impacto que pueda tener sobre una persona o un grupo.

Es necesario revisar las leyes, con el fin de modificar los aspectos en los que se discrimine a la mujer. “La tarea legislativa con perspectiva de género es un método que va a ser útil para identificar barreras y eliminar obstáculos en la búsqueda absoluta de la igualdad de todas las personas”

Finalmente, Alejandra Martínez Pérez puntualizó que se deben evitar expresiones sexistas, ya que parece que éstas se invisibilizan y se asumen dentro de lo cotidiano. “No nos damos cuenta que el lenguaje verbal y no verbal, también lesiona los derechos humanos de nosotras las mujeres”.

 

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *