El fracaso de la Declaratoria de la Alerta de Violencia de Género y los mecanismos de acción en Tultitlán.

Compartir en:

Entre el deterioro de la imagen urbana, las carencias de una sociedad en hartazgo, la pobreza y desigualdad social, la pobreza extrema que sistemáticamente viene aumentando, la imparable ola de violencia y los feminicidios, son la imagen para el país de un municipio fallido, uno de los más violentos, dentro de los 50 más violentos.

En el contexto nacional, la violencia hacia las mujeres, el acoso en la calle, en el transporte escolar, laboral, la violación, la desaparición de jovencitas, la explotación sexual y los feminicidios no son ajenos para Tultitlán, en los últimos 9 años la indiferencia, la omisión, el desprecio, la indolencia y la corrupción institucional han sido un mal social para las tres zonas del municipio, basta revisar y analizar con detenimiento las cifras que presenta el INEGI, el Sistema Nacional de Seguridad Pública, el Sistema Nacional de Prevención Atención Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, el Observatorio Nacional del Feminicidio y muchas organizaciones de la sociedad civil que hemos dado cuenta del deterioro en el que se encuentra el municipio de Tultitlán. 

Existe una enorme responsabilidad social y de gobierno, pero también de diversos sectores que con preocupación hemos visto la crisis en la que se encuentra el municipio, pero sobre todo la violencia feminicida creciente, por ejemplo, del año 2016 a junio de 2018 han sido asesinadas 28 mujeres de manera violenta y brutal, con saña, es decir, los mecanismos de acción, y la carencia de una política pública con perspectiva de género que erradique la violencia hacia las mujeres han generado un problema serio para la presente administración y que no ha sabido resolver, mucho menos tener la voluntad para actuar con responsabilidad, ni el Presidente saliente Jorge Adán Barrón Elizalde, ni las y los integrantes de cabildo, que ya se apresuran por preparar maletas y llenarlas de bonos, ni la Directora del Instituto Municipal de la Mujer Mayra Grisel Ángel Sánchez que finalmente brilló por su ausencia, cabe mencionar que ella, como directora en dos periodos 2012-2015 y 2016-2018 nunca pudo resolver absolutamente nada, al contrario los femincidios sumaron en casi seis años, hasta el mes de junio de 2018, 44 mujeres asesinadas, con la jovencita Fernanda en Izcalli San Pablo, zona oriente.

 

Puntualiza el Mtro. Moisés Sánchez Ramírez quien ha venido, por varios años, informando y actuando para prevenir y erradicar este fenómeno político y social en el país pero sobre todo en Tultitlán.

 

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *