Una reflexión: la violencia hacia la mujer y los feminicidios.

Compartir en:

Hay criminales que proclaman tan campantes “la maté porque era mía”, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar “la maté por miedo”, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo.

– Eduardo Galeano.

 

El miedo latente al salir a la calle, el temor por el acoso en el transporte público, el acoso sexual, laboral, escolar, el temor a quien dice amarte y se torna una relación violenta, el temor a ese miedo injusto, el temor siempre el temor envuelve al país, en donde miles de mujeres constantemente viven día a día bajo esta carga de injusticia, de intolerancia, de indolencia, de impunidad, de insensibilidad y de silencio estatal.

El contexto de violencia en nuestro país no es para normalizarlo, de hecho muchas voces lo recriminan, el narcotráfico, el crimen organizado, la pobreza, la desigualdad social, el desempleo, la incertidumbre en todos los sectores de la población, pero ¿la violencia hacia las mujeres? ¿la trata de personas? ¿la desaparición forzada de muchas de ellas? ¿la creciente violencia de géneros? ¿los feminicidios? ¿Cuántas voces gubernamentales atienden verdaderamente lo que pasa en nuestro país, en los 125 municipios del Estado de México, en los 11 municipios con Alerta de Violencia hacia las Mujeres?

 

En entrevista con la Lic. Delia Linares Alvarado, Premio Nacional de Periodismo 2015 en México, Alejandra Martínez Pérez hace una profunda reflexión ante el contexto de violencia, los crecientes feminicidios en la entidad, “no puede el Estado mexicano silenciar las voces de miles de mujeres víctimas, de las familias que luchan intensamente por la justicia, por esclarecer cada caso de violencia, desaparición y feminicidio de sus madres, hijas, hermanas, esposas, novias, tías, estudiantes, trabajadoras, amas de casa, de todas ellas que no deben quedar sin voz”.

 

“Hoy, enfrentamos el mayor de los retos, organizaciones de la sociedad civil, ONG´s y muchas instituciones luchamos para exigir terminemos con este infierno al que nos enfrentamos las mujeres en México, no puede el Estado mexicano permitir más este flagelo que lastima a toda una nación, debemos ir de la mano, visibilizar con empatía, escuchar y ser escuchadas, actuar con el aparato del Estado, caminar sin detenernos para resolver cada caso de injusticia y criminalidad hacia las mujeres, niñas, jóvenes, adultas y adultas mayores. Como Fundación nos sumamos a los enormes esfuerzos que hacen autoridades por erradicar y sancionar las violencias, seguimos y seguiremos trabajando con las autoridades comprometidas, no con quienes entorpecen la justicia”. Nos comenta de manera firme la Psic.  Alejandra Martínez Pérez, Secretaria de Igualdad de Géneros de Fundación Anayansi A.C. Coacalco.   

 

Finalmente el Mtro. en A.P. Moisés Sánchez Ramírez, concluye “La institucionalidad, la estructura de gobierno y toda autoridad, enfrentan no sólo un reto, sino una enorme responsabilidad al atender de manera inmediata los graves problemas de violencia hacia las mujeres, sobre todo en los 11 municipios del Estado de México en donde se decretó  la Alerta de Violencia hacia la Mujer y que se ha dejado de atender a las mujeres que vienen sufriendo violencia constantemente, las desapariciones y los feminicidios. No veo realmente voluntad política y de gobierno para implementar políticas públicas con perspectiva de género y poner fin a este terrible mal, a pesar de los existentes mecanismos de acción por parte del Estado, no veo que se cumplan y sobre todo se apliquen particularmente en el municipio de Tultitlán en donde lamentablemente han asesinado a 28 mujeres en esta administración 2016-2018. Entonces ¿qué ocurre?, mi respuesta es clara, no han sabido atender y resolver este grave y serio problema estructural. 

Seamos realistas, hay muchos factores que propician la violencia a la mujer, y algunos relacionados con otros (psicológicos, cultura, ideología, historicismo) son los que probablemente propician los tipos y formas de violencia y los feminicidios, no es un problema de un estado, sino de un país entero, de cultura y educación, sí, la que el PRI nos ha negado… y que hoy como organizaciones sociales hemos venido atendiendo y resolviendo.

 

      

      

Facebook Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *