Tultitlán, segundo año agonizante.

Compartir en:

¿Qué espera la ciudadanía de un gobierno, de las autoridades en turno?… Se le pregunta en entrevista al Mtro. en Administración Pública, Moisés Sánchez Ramírez, quien durante los últimos 12 años ha hecho un análisis exhaustivo, una evaluación de políticas públicas y que en su investigación propone un modelo para el fortalecimiento de la gobernabilidad en el municipio de Tultitlán.

La respuesta es simple, que respondan a las grandes necesidades sociales, que no solo cumplan lo que prometen en actos proselitistas, porque quien gobierna un municipio lo hace para todas y todos los habitantes, no a un sector de la población, es decir, sí el PRI gobierna, no gobierna para PRIISTAS, debe asumir la responsabilidad constitucional.

En Tultitlán es evidente que existe una enorme brecha entre el desarrollo municipal y la desigualdad social, no existe esa condición de desarrollo para quienes habitamos el municipio, lamentablemente el presidente municipal Jorge Adán Barrón Elizalde no ha sabido y no ha querido resolver los enormes retos: inseguridad, violencia de géneros, corrupción, pobreza, escasa obra pública, enorme carencia de los servicios públicos y el grave desabasto de agua potable en las tres zonas del municipio que ha creado ya un hartazgo de las y los habitantes del municipio, pero grave también es la creciente ola d violencia hacia las mujeres en Tultitlán.

Dos años de gobierno en Tultitlán y el actual presidente municipal Jorge Adán Barrón Elizalde no ha sabido revertir la inseguridad pública y pobreza, no sabido alentar el crecimiento económico, mejorar indicadores en salud y educación, en obra pública, en imagen urbana, atacar la creciente violencia hacia las mujeres, en donde 7 de cada 10 la sufre y el incremento terrible de los feminicidios, en casi dos años de su gobierno han asesinado a 26 mujeres, a pesar de ser uno de los 11 municipios de la entidad con Alerta de Violencia de Género hacia las mujeres no han sabido atender este problema que crece día a día.

Del año 2016 a noviembre de 2017 se han cometido 145 homicidios en el municipio, más las 26 mujeres asesinadas en el mismo periodo, es decir, hubo un incremento del 30% respecto al año 2015.

En un reciente estudio, el Consejo Cívico Mexiquense, da cuenta de los altos índices de inseguridad que existen en Tultitlán, no solo es por el mal gobierno priista que no protege a la ciudadanía, sino por el incremento del crimen organizado, en donde se pierde la vida de inocentes y de gente involucrada en el narcomenudeo, asaltos constantes, robo a casa habitación.

Pero más allá de lo anterior, que por supuesto es importante y delicado, ¿qué hace un gobierno con un presupuesto de más de mil 300 millones de pesos aprobado en 2016 y para 2017 con una cantidad de mil 400 millones de pesos aprobados para este agonizante año? Cuando es evidente que la obra pública es de mala calidad, que no deja más que pensar en una gigantesca corrupción, que la imagen urbana de nuestro municipio no solo es triste sino deplorable, el incremento de la desigualdad social es mucho mayor tan sólo en estos casi dos años, la pobreza y pobreza extrema aumenta, la incidencia delictiva, las adicciones entres las mujeres y hombres jóvenes, la mala calidad de los servicios públicos, la ineficacia e ineficiencia de una gran parte de la administración pública.

 

Finalmente, ¿qué informará el Presidente en turno Jorge Adán Barrón Elizalde? ¿Qué informarán quienes integran el H. Cabildo? Mediáticamente todo, pero la realidad los rebasa.

 

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *